Volver a

Seguramente has escuchado hablar sobre los juguetes sexuales femeninos, y es que cada vez es más normal admitir abiertamente que disfrutamos tener placer sexual ¡y eso está súper bien! Porque lo único que necesitamos es aprender a conocer nuestro cuerpo y entender qué es lo que nos genera placer.

Sin embargo, esto debe traer miles de preguntas como ¿qué juguetes sexuales hay? ¿Cuáles son los vibradores para mujeres? ¿Cómo funcionan? Por eso, hoy te responderemos todas tus dudas por si deseas comenzar a usarlos en tu vida sexual, sepas muy bien cómo hacerlo.

¿Qué son los vibradores para mujeres?

También conocidos como masajeadores sexuales, son objetos que vibran constantemente estimulando el placer de la mujer. Existen vibradores para mujeres de todos los tamaños, formas y colores. Estos se pueden usar en distintas partes del cuerpo, dependiendo de lo que quieras sentir, por ejemplo, si quieres estimular el clítoris, la vulva, la vagina, incluso el ano y los pezones.

La idea es que al usarlos se incremente el placer sexual durante la masturbación o el sexo, pues los puedes usar tanto en tus momentos de conexión personal o cuando estás con tu pareja experimentando un poco.

Usarlos o no es una decisión completamente normal y respetada, entonces no tengas miedo de hablarlo con tu pareja si te gustaría intentarlo juntos en el futuro.

¿Cómo funciona un vibrador?

Estos juguetes sexuales, como su nombre lo dice, producen vibraciones de distintas intensidades por medio de uno o dos motores que ayudan a estimular cualquier zona erógena.

Hay distintos tipos, pues hay unos que funcionan con pilas u otros con recarga eléctrica. Hay unos que son curvos y también estimulan todas las partes sensibles de la vagina o cuando hay penetración, y existen otros más pequeños, más que todo para la estimulación del clítoris. Lo más importante es descubrir lo que quieres sentir y explorarlo tú misma, hasta donde te sientas cómoda.

¿Dónde usar los vibradores para mujeres?

Para comenzar a explorar las partes de tu cuerpo, es importante conocer dónde están ubicadas en tu Zona V, de esta forma, podrás disfrutar al máximo las estimulaciones de los vibradores.

El monte de Venus es la parte donde crece el vello público después de la pubertad, es el tejido que se encuentra en la parte superior de la vagina. Cuando acaricias esta parte también puedes sentir placer.

Los labios exteriores, también conocidos como mayores, son los que protegen la parte interna de la vagina y los labios internos. Normalmente son un poco carnosos y también tienen un poco de vello público.

Los labios interiores o menores, son los que están dentro de los externos, comienzan desde el clítoris y van hasta pocos centímetros del ano. Estos labios son muy sensibles pues cuentan con muchas terminaciones nerviosas, por eso, cuando te sientes excitada, es posible que estos se expandan un poco.

El clítoris es el único órgano que tiene una función 100% para el placer sexual, pues está compuesto por miles de terminaciones nerviosas, más que otra parte del cuerpo. Su tamaño es diferente en todas las mujeres, pero crece cuando estás excitada. Aunque a simple vista solo puedas ver su punta, el clítoris se extiende dentro del cuerpo a ambos lados de la vagina.

El canal vaginal es el tubo que conecta el útero con el orificio de la vagina, el que se puede ver a simple vista. Durante las relaciones sexuales, es por donde se introducen los juguetes o el órgano sexual de los hombres.

¿Cómo usar un vibrador?

Lo primero que debes hacer es tener confianza contigo misma. Por eso, empieza lentamente jugando con tu sábanas o tu ropa interior antes de comenzar con otras partes íntimas.

Cuando ya estés más tranquila, puedes tocar con tu vibrador las zonas cercanas a tu clítoris. Intenta con distintas vibraciones para descubrir cuál es la que te genera más placer, sin embargo, lo mejor es ir intercalando el ritmo para que tu cuerpo pueda disfrutar con tiempo todas las sensaciones que le estás permitiendo sentir.

Tipos de vibradores para mujeres

Actualmente hay muchos tipos de vibradores para todos los gustos, sin importar si es tu primera vez o si ya eres toda una experta, entonces no te preocupes ¡encontrarás el que más te guste!

Vibradores clásicos: Estos son los tradicionales y con el modelo más sencillo del mercado, pero eso no significa que sean menos efectivos. Tienen una forma recta o un poco curva, y son perfectos para estimular la parte externa de la vagina, el clítoris y la parte interna.

Este tipo de vibradores son ideales para las mujeres que apenas están comenzando en esta exploración sexual, pues lo puedes usar tú sola, o también con tu pareja.

Vibradores bala: Estos son uno de los más económicos que puedes encontrar, son pequeños y muy discretos, los puedes llevar fácilmente a cualquier lado, pues se pueden confundir con un lápiz labial o una pestañina. Se usan usualmente para estimular el clítoris y la inserción en la vagina.

Vibradores Punto G: ¿Sabes dónde queda este punto? Está ubicado en la parte interna frontal de la vagina, sin embargo, poder lograr el orgasmo por medio de esta zona es un poco complicado, por eso, existen este tipo de vibradores que tienen una curva perfecta que se ajusta para poder lograrlo. Es un producto un poco más grande y se recomienda a las personas que tengan un poco más de experiencia.

Vibradores de doble estimulación: También son llamados vibradores de conejo, porque tienen dos estimuladores para dar placer en dos partes al mismo tiempo, el clítoris y el punto G. Sus vibraciones son rápidas y proporciona sensaciones intensas, por eso, se recomienda a las mujeres con más experiencia. ¡Este es uno de los productos favoritos, pues es un dos en uno perfecto!

Viradores huevo: Este es un aparato a control remoto, donde debes introducirlo dentro la vagina, encenderlo y controlar el nivel de las vibraciones que desees. Son normalmente pequeños y compactos, entonces también es fácil llevarlos en tu bolso.

Es ideal para usarlo también cuando estás con tu pareja, si dejas que ella sea quien controle la intensidad y velocidad de las vibraciones.

Vibradores a control remoto: Siguiendo al anterior, este también es un juguete perfecto para la estimulación de la vagina o de otras zonas cercanas, su principal diferencia es que este se conecta por medio de wifi o de bluetooth por una aplicación, entonces es perfecto para las personas que tienen relaciones a distancia, pues sin importar que estén en otros lugares, tu pareja puede controlar el vibrador por ti.

Vibradores varitas: Este tipo se parece a una varita mágica, por eso recibe su nombre, como es un juguete grande, no está diseñado para entrar dentro de tu vagina. Este solo vibra en la parte superior donde tiene una bolita o una cabeza suave, que es perfecta para estimular externamente.

¿Dónde comprar un juguete sexual?

Si quieres conseguir uno, normalmente puedes encontrarlos en una sex shop o tiendas sexuales de tu ciudad, de esta manera puedes ver físicamente cada uno de los vibradores y escoger el que te guste más.

Sin embargo, si buscas más privacidad hay muchas páginas web que hacen los envíos de forma discreta y, además, puedes encontrar más opciones disponibles, para que estés siempre tranquila y tengas variedad para escoger.

¿Qué juguete debo comprar?

Ahora que ya sabes todas las opciones que tienes, es hora de escoger un vibrador, si eres nueva en esto, lo mejor es comenzar con los que tienen un diseño un poco más sencillo, sin embargo, esto es totalmente a tu gusto.

También puedes comenzar por preguntarte ¿qué área de tu cuerpo te gustaría estimular?¿Necesitas que sea un juguete discreto que puedas llevar a otras partes? y ¿deseas usarlo tú sola o también quieres uno que disfrutes en compañía de tu pareja?

¿Cómo cuidar un vibrador para que dure más?

¡Listo! Ahora que lo has comprado, utilizado, explorado y disfrutado ¿cómo se debe limpiar? Esta es una parte fundamental para tu higiene vaginal, y también para que puedas seguir disfrutando de él por mucho más tiempo.

Es por eso que existen unos jabones especiales para los juguetes sexuales, que tienen un pH neutro para que esto no afecte la salud de tu vagina. También es necesario lavarlo con agua tibia, pero antes sacarle las baterías. A la hora de guardarlo, debes asegurarte que sea en un lugar seguro, donde no llegue polvo, suciedad ni humedad.

Ahora que ya sabes todo sobre los vibradores, estás lista para explorar tu cuerpo y abrirte a este nuevo mundo de sensaciones placenteras. Asegúrate de comprar al mismo tiempo un buen lubricante a base de agua, pues este material no interfiere con los juguetes sexuales, además, va a hacer que sea más fácil introducir el vibrador y ¡será mucho más placentera tu experiencia!

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú