Volver a

¿Estás lista para aprender todo lo que necesitas saber sobre juguetes sexuales? En este artículo te trajimos a la Lic. Mariana Kersz para que nos cuente todo lo que debes conocer sobre juguetes sexuales que están diseñados con toda la tecnología para llenarte de placer.

Se lo debemos a Joseph

En 1880 un médico inglés inventó el primer vibrador a pilas de la historia. Joseph Mortimer estaba cansado de masturbar, perdón, dar masajes a sus pacientes histéricas allá por la época victoriana, lo que resultaba una técnica tediosa y agotadora para la mano de los médicos entre las faldas de las mujeres que colmaban las salas de espera, ávidas de su masaje vaginal para la cura de sus afecciones.

Sin embargo, en 1952, la AAP, la Asociación Americana de Psiquiatría quitó a la histeria femenina de los manuales de enfermedades mentales y a la par, se comenzó a comercializar el vibrador a pilas como un electrodoméstico que servía para masajes en la privacidad del hogar.

Por supuesto los vibradores fueron evolucionando a lo largo de los años y mejorando su calidad, hasta llegar a los actuales dispositivos que se venden actualmente en sex shops y tiendas especializadas, diseñados en cyber skyn.

¿Por qué usarlos?

Los juguetes sexuales pueden añadir algo de pimienta a tu vida sexual, independientemente de tu estado civil.

Por supuesto, como prácticamente todo en la sexualidad, los juguetes sexuales están rodeados de tabúes y mitos. Lo cierto es que los juguetes pueden ser una de las mejores alternativas ante múltiples situaciones, desde el mero hecho de la curiosidad por explorar nuevas opciones hasta en casos donde la penetración y la vida sexual en pareja se ve condicionada por alguna enfermedad limitante.

Tipos de sex toys

Actualmente existen en el mercado una inmensa cantidad de juguetes sexuales, pero podemos pensarlos en algunas categorías.

  • Vibradores para estimulación del clítoris: balitas vibratorias o lenguas vibratorias que simulan el efecto del sexo oral en la vulva. ¡Definitivamente un MUST para comenzar con juguetes sexuales si es que nunca usaste uno! Por su versatilidad y por ser unisex, no sólo vas a usarlos en tus genitales o en los de tu pareja sino que al ser pequeños y no tener forma fálica, podés usarlos para recorrer todo el cuerpo.

  • Simuladores de pene: se llaman dildos realistas, suelen venir en diferentes tamaños y semejando la anatomía masculina.

  • Dildos: son juguetes sexuales que permiten la penetración vaginal. Pueden -o no- vibrar.

  • Rabbits: uno de los grandes favoritos. Vibra, tiene una sección que penetra, otra que estimula el clítoris y a veces vienen con rotador o pulsador (es decir que hace movimientos hacia arriba y abajo), una maravilla de la tecnología en un mismo juguete sexual.

  • Juguetes para parejas: vienen con forma de clip, imaginate una U. Una parte va dentro de la vagina y la otra queda en la vulva estimulando el clítoris. La parte más plana del juguete, que es la parte que ingresa en la vagina, permite además la penetración del pene y que tu pareja se beneficie con la vibración. Ojo! algunos vienen hasta con control remoto. ¡Un viaje de ida para las parejas!

  • Succionadores de clítoris: bueno, bueno, merecen un capítulo aparte. Los hay para uso individual e incluso vienen para usar en pareja con un modelo similar a la U que te explicaba recién. Los hay además con un accesorio para penetrar, realmente un gran invento que ha revolucionado la manera de pensar y sentir en la sexualidad de muchas mujeres en todo el mundo.

Si nunca usaste un juguete sexual, te recomiendo enfáticamente comenzar por las balitas vibradoras. Luego te irás sofisticando cada vez más. Pero comenzá con algo simple y sencillo, para poder evaluar qué es lo que te gusta, qué tipo de vibración es la que más sensaciones te genera y prueba adicionando pequeños tips como por ejemplo un lubricante al agua con efecto calor.

El más vendido

El succionador de clítoris, conocido como Satisfyer por ser la marca que los comercializó en su inicio, realmente despertó un furor pocas veces visto en la historia de los juguetes sexuales femeninos. Definitivamente este especialista en multiorgasmos llegó para quedarse como una verdadera Ferrari del clímax que hace que puedas alcanzar el tuyo en cuestión de minutos, gracias a sus ondas vibratorias expansivas y su forma ergonómica.

Lo que sentís cuando lo usás es similar a cuando te sentás en esos parlantes gigantes en las fiestas...una onda vibratoria pero que en este caso, va directo al clítoris. Este juguete, a diferencia del resto, no es necesario moverlo. Simplemente ubicás tu clítoris, abrís los labios de tu vulva, colocás la boquilla del succionador y vas regulando la intensidad del efecto.

Y además, como puede ser utilizado también bajo el agua, las posibilidades de disfrute se amplían. De mujer a mujer, no te pierdas la experiencia, verdaderamente es un viaje de ida al paraíso…¡en minutos!

En pareja

Si bien puede resultar ciertamente invasiva la presencia de un juguete sexual en una pareja, depende mucho de la comunicación que tengan ambas personas y del modo en que puedan explicarse los miedos, ansiedades o expectativas que puedan tener en relación a incorporar un juguete sexual.

Inicialmente muchos hombres reaccionan con cierto recelo ante la presencia de un juguete, y fundamentalmente si tiene forma fálica, como los dildos realistas, que son “imitaciones” de penes de distintos tamaños. Esto genera a veces inseguridades o una sensación de no poder complacer a sus parejas, lo que los deja “fuera de juego”.

La llegada de los gadgets tecnológicos, juguetes que imitan el movimiento de la lengua para dar sexo oral, succionadores de clítoris o vibradores específicos para el clítoris, dio lugar a una posición diferente. Si bien es real que estos juguetes logran lo que ellos no son capaces de hacer (ningún hombre tendría la capacidad de succionar con la intensidad de un Satisfyer, por ejemplo), son mejor recibidos por no tener forma fálica, y porque la Industria de los Sex Toys a avanzado también en la incorporación del hombre en los juegos sexuales.

Hoy en día hay juguetes sexuales que se manejan a distancia a través de apps, lo que para las parejas es super divertido y genera un gran nivel de complicidad e intimidad, y ya no ven a los sex toys como una competencia desleal sino como un objeto que enriquece la vida sexual de ambos.

¡Usalo tanto como quieras!

  • Cuando uses un sex toy, siempre con preservativo en los que puedas. Cambiar el preservativo en cada orificio de cada persona.Si no se le puede poner preservativo, ¡no se comparte!

  • Utiliza siempre lubricantes al agua que sean compatibles con el material del juguete y el preservativo.

  • Y del mismo modo que con la penetración del pene, nunca vuelvas a la vagina o a la boca si el juguete estuvo en el ano, para evitar que las bacterias del ano contaminen la delicada flora de la vagina.

  • Siempre verificá el estado general de tu juguete, observá que no tenga imperfecciones o terminaciones rugosas que puedan raspar o dañarte.

  • Se recomienda higienizar el juguete antes y después de su uso (para esto es fundamental ver el manual o cuidados de cada juguete).

ATENCIÓN

El clítoris tiene casi 8000 terminaciones nerviosas es una zona extremadamente sensible que puede entumecerse con el uso continuo de vibradores, sobre todo si son utilizados en su potencia más alta. Para quitar esa sensación de anestesia y adormecimiento local simplemente hay que dejar de utilizarlo durante un tiempo...casi, casi, como una adicción.

Lic. Mariana Kersz

Psicóloga y Sexóloga

@lic.marianakersz

¡Nosotras aprendimos mucho! Y lo más importante es que nos dimos cuenta de que no tiene sentido tener miedo de explorar nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. ¿Tú ya estás lista para animarte?

Si quieres seguir aprendiendo sobre este tema, puedes leer este artículo de Vibradores en el que vas a encontrar mucha más información de valor.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú