Volver a

Esta época del año puede representar unos retos particulares para nuestra salud mental. Por eso, en Nosotras queremos hablarte de un tema que sentimos que no se toca casi, pero que es fundamental que lo normalicemos: la depresión de fin de año. ¿Quieres aprender sobre esto? ¡Aquí te contamos todo! 

¿Qué es la depresión de fin de año?

Si bien la depresión navideña no es un término que haya sido muy estudiado o esté clasificado en los manuales diagnósticos de psiquiatría, si se ha evidenciado que, durante esta época del año, los diagnósticos de depresión aumentan un 30% en comparación con otros momentos de año (De la Rosa, 2018).

A veces tenemos la idea de que la Navidad es una época para sentir solamente alegría, disfrute con la familia y los amigos y para festejar, pero la realidad es que, como seres humanos, no podemos estar felices y eufóricos siempre, entonces tenemos que permitir que emerjan y se sientan otro tipo de emociones, pero al contrastar el cómo realmente nos sentimos con lo que “deberíamos” estar sintiendo, se puede causar un sentimiento de frustración que, combinado con otros factores, incluso genéticos, puede llevar a tener depresión durante esta época del año o en las semanas previas.

¿Por qué se presenta la depresión en el fin de año?

Específicamente, se encuentran algunos factores que inciden en el aumento de la depresión en esta época del año:

Soledad

Muchas personas que tienden a sentirse solas, en esta época del año esta sensación se exacerba. Además, porque socialmente se nos exige vivir las festividades de cierta manera, acompañadas de muchas personas, asistiendo a varias fiestas, encontrándonos con amigos y amigas, y muchas personas no tienen círculos sociales amplios o se encuentran en otros países o alejados de su familia por ciertas circunstancias.

Expectativas

Las redes sociales digitales, la publicidad y los productos de consumo cultural (como las películas, las series y la televisión) nos muestran un ideal de cómo debería ser la vida, o qué es una vida feliz y plena.

Durante la Navidad, el consumo y publicaciones en redes sociales digitales, aumenta y se enfoca en generar unas expectativas irreales de cómo supuestamente es la vida de las personas de quienes consumimos un contenido. Este vacío entre las expectativas y lo que realmente se vive, puede generar en muchas personas una sensación de falta y de vacío emocional.

Crisis financiera

El capitalismo ha generado que la Navidad se convierta en la época en la que más se consumen productos de todo el año. Esto hace que las personas que están viviendo o han vivido una situación económica difícil, se sientan insuficientes, angustiados, sobre todo aquellas personas que tienen hijas o hijos y que sienten una responsabilidad o una presión de llenarles de objetos como regalo.

Duelos recientes

Cuando se vive un duelo, por una muerte o por una relación de pareja que terminó, durante la Navidad, ciertas etapas del duelo se pueden volver a vivir con intensidad, pues aparece la nostalgia por aquellas personas que ya no nos acompañan.

Conflictos familiares sin resolver

Como en esta época se tienden a generar reuniones familiares, es posible que muchas personas, que hayan tenido conflictos con personas de su familia, tengan que enfrentarse a interactuar con ellos en estos momentos de reunión y esto les genere incomodidad, angustia o ansiedad.

Sigue estos 6 consejos para alejar la depresión en Navidad

En Nosotras queremos regalarte estos seis consejos para que le hagas frente a las emociones incómodas que pueden surgir en Navidad:

  1. Apóyate en tus seres queridos: Busca ayuda cuando lo necesites, pide que te acompañen cuando te sientas sola o pide un espacio de escucha cuando te sientas abrumada.

  2. Evita tomar mucho licor: el alcohol actúa como un depresor del sistema nervioso central y puede exacerbar los estados de ánimo depresivos.

  3. Encárgate de tus propios planes: no esperes a que alguien te invite a compartir las fiestas con ellos, sino planea tú misma el evento que quieras vivir e invita a las personas que quieras que participen, o busca a tus amigas, amigos, familiares para pedirles si puedes compartir con ellos esta época.

  4. Expresa tus emociones: Aprender a identificar y expresar tus emociones es fundamental para poderlas gestionar. Permítete sentirlas y no trates de encajar en el ideal de tenerte que sentir feliz todo el tiempo. La Navidad es una época en la que tendemos a caer en la “posibilidad tóxica”.

  5. Busca otras maneras de celebrar y hacer regalos: no le hagas juego al capitalismo que nos invita a consumir en exceso; puedes hacer regalos tú misma (pinturas, manualidades o un postre).

  6. No te comprometas con asistir a muchas reuniones familiares o sociales, si te sientes abrumada o si simplemente no te apetece ir a una reunión, tienes todo el derecho de poner límites y priorizar tu tranquilidad.

Esperamos que estos consejos te sean súper útiles y puedas ponerlos en práctica durante estas festividades. Además, si quieres aprender más del tema, te recomendamos leer nuestro artículo Todo lo que debes saber de las emociones y la depresión.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú