Volver a

¡Hola! Mi historia empieza en mi colegio para ser precisa en el salón de clases, hace un par de años atrás. Toda mi vida he sido una niña muy callada, tímida, poco sociable y muy reservada. Siempre me he caracterizado por tener una forma de pensar y ver las cosas diferentes a la de los demás. Para ser sincera, es como si me alejara del mundo entero.

Un día en clases, un profesor puso una actividad para hacer una exposición en grupos de cinco personas. Por supuesto, lo primero que pensé es ¡ahhh esto no es lo mío! Pero aun así, dije - Bueno, de pronto es mi momento para ser más sociable y que me acepten un poco más.

Comenzamos a reunirnos en el grupo de cinco personas y debatimos un tema, el cual era sobre el comportamiento de los niños. Al tratar de exponer lo que pensaba, una niña empieza a insultarme, sin razón alguna. Me decía que mi forma de pensar era rara, que yo era un bicho raro y que no quería que estuviera en el grupo por no tener la misma perspectiva que los demás.

Para ser sincera eso me dolió mucho, pero he logrado superarlo un poco, solo que aún no se me borra de mi mente ese momento, al final me salí del grupo y elegí exponer mi trabajo sola y creo que me fue mucho mejor. Pero, creo que el mundo no debería ser así.

Todos deberíamos respetar el punto de vista de los demás, considero que deberíamos de ser tratados de la misma forma, así no estemos de acuerdo. Esto que me pasó fue un obstáculo, pero también fue una historia de superación en mi vida; porque aprendí que nosotros los seres humanos debemos de aceptar a los demás, sin importar que tan diferentes sean, y creo que si eso lo pusiéramos en práctica, el mundo cada día sería un mundo mejor.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú