Volver a

Hello hello!! Hoy queremos hablar de un tema súper importante para que entendamos cómo funciona nuestro cuerpo. Nos imaginamos que todo el mundo te ha hablado sobre cuáles son las hormonas femeninas, pero hoy queremos sacarte de todas las dudas que tengas y explicarte todo de manera súper sencilla.

¿Qué son las hormonas femeninas?

Las hormonas son unas sustancias químicas que funcionan como una especie de mensajeros. Se producen en las glándulas endocrinas del cuerpo y viajan a través del torrente sanguíneo a los órganos y tejidos que las necesiten.

El sistema endocrino se compone por glándulas. Las más importantes son:

  • La hipófisis, que está dentro del cráneo y produce hormonas que nos ayudan a regular todas las funciones metabólicas, reproductivas y de crecimiento del organismo.

  • La glándula pineal, que también está en la cabeza y produce la melatonina; el timo, que está en el pecho de los niños y ayuda al sistema inmunitario.

  • La tiroides, que está en el cuello y produce hormonas tiroideas.

  • Las glándulas suprarrenales, que están encima de los riñones y producen hormonas esteroideas y la adrenalina.

  • El páncreas, que está en el abdomen y produce la insulina.

Además de esas glándulas que tenemos tooodas las personas, los hombres tienen los testículos y las mujeres tenemos los ovarios. Es decir, como el páncreas, estos son órganos y también son glándulas.

Como órganos, los testículos se encargan de producir principalmente los espermatozoides, pero como glándulas son los encargados de la producción de la testosterona, que es la hormona masculina por definición.

Esta hormona es la que hace que los hombres desarrollen los caracteres sexuales secundarios, como la barba, el vello de las axilas y el pecho, la nuez del cuello, un esqueleto más pesado y un tórax más ancho en comparación al de nosotras y el cambio de la voz en la pubertad.

¿Cuál es la función de las hormonas femeninas?

¡Hablemos ahora de los ovarios! Son unos órganos súuuper importantes en nuestro cuerpo, porque, como los testículos, cumplen funciones reproductivas como órganos y como glándulas.

Como órganos, se encargan principalmente de almacenar los ovocitos y madurar uno cada mes, que se convierte en óvulo y sale durante la ovulación.

Como glándulas, se encargan de la producción de las hormonas femeninas: los estrógenos y la progesterona. Sin embargo, ellos también producen un poquito de andrógenos, es decir, de testosterona. Eso sucede porque las mujeres necesitamos de esta hormona, típicamente masculina, para mantener el funcionamiento normal de nuestro cuerpo.

Conoce cada una de las hormonas femeninas

Ya sabemos cuáles son las hormonas femeninas, pero… ¿qué hacen?

Los estrógenos

Este grupo de hormonas tiene como función principal hacernos fértiles para un posible embarazo, sin embargo, no solamente actúan en el aparato reproductor, sino en todo nuestro cuerpo.

Sus funciones secundarias son:

  • Hacen que nuestro cabello y nuestras uñas crezcan sanos y fuertes.

  • Aumentan la acumulación de grasa corporal y en los alrededores de la Zona V.

  • Promueven el crecimiento de los senos durante la pubertad.

  • Ayudan al desarrollo del pezón y de la areola.

  • Preparan todo el sistema reproductor para la fecundación y, si esta no se da, eliminan el endometrio en forma de menstruación.

  • Influyen en el metabolismo de las grasas y el colesterol de la sangre.

  • Disminuyen la tensión arterial.

  • Estimulan la líbido.

  • Mantienen los niveles de colágeno en la piel.

  • Actúan en la mucosa de la vejiga y de la uretra para mantener la tensión sana.

Existen cuatro tipos de estrógenos en el cuerpo de una mujer: la estrona, el estradiol, el estriol y el estetrol. La mayor parte de estas hormonas se producen en los ovarios. Sin embargo, los estrógenos también se producen en otras áreas del cuerpo, incluyendo los tejidos grasos, los huesos, la piel, el hígado y la glándula suprarrenal.

La progesterona

Esta es otra de las hormonas femeninas y actúa principalmente durante la segunda parte del ciclo menstrual.

Su función es acondicionar el endometrio, que es la capa de sangre que recubre al útero por dentro, para facilitar la implantación del embrión en este, y durante el embarazo ayuda a que transcurra de manera segura.

También tiene un papel durante el periodo de lactancia, ya que ayuda a preparar las glándulas mamarias. Para eso, promueve el aumento del tamaño de los senos.

Otras de sus funciones son:

  • Incrementar la excreción de sodio y cloro.

  • Ejercer un efecto relajante del útero.

  • Aumentar las secreciones del cuello uterino.

  • Mantener la vascularización de la mucosa uterina.

¿Testosterona? ¿Yo?

Es verdad que la testosterona es la hormona masculina y, por eso, en ellos la cantidad de testosterona en la sangre es diez veces mayor que en nuestro cuerpo femenino. Sin embargo, es muy importante que nunca llegue a faltarnos, porque cumple unas funciones importantísimas en nuestro organismo:

  • Ayuda en la producción de estrógenos.

  • Mejora las relaciones sexuales porque está directamente relacionada con el deseo sexual, la capacidad orgásmica y la líbido.

  • Combate los síntomas incómodos de la menopausia.

  • Permite mejorar la salud cardiovascular al aumentar los flujos sanguíneos y dilatar los vasos.

  • Protege el organismo contra la aparición del cáncer de mama y reduce el riesgo de osteoporosis.

  • Mejora el estado de ánimo.

Cambios en las hormonas a lo largo de tu vida

Hay dos momentos en la vida en los que nuestras hormonas dan un vuelco de 180 grados: la pubertad y la menopausia.

La pubertad es un proceso en el que dejamos de ser niñas, para convertirnos en mujeres. Sucede más o menos entre los 9 y los 13 años, pero este intervalo es muy variable dependiendo de la mujer.

Todos los cambios que notamos en nuestros cuerpos y en nuestras emociones durante la pubertad son producto de ¡¡las hormonas!! Esto porque es en ese momento de la vida en el que empezamos a producir estrógenos, y cuando comenzamos el ciclo menstrual.

Si quieres aprender más sobre la pubertad puedes leer nuestro artículo ¡Estoy creciendo! Conoce todo sobre la pubertad para que resuelvas todas tus dudas.

El proceso casi contrario es la menopausia. También pasamos por un montón de cambios físicos y emocionales causados por las hormonas: la producción de hormonas reproductivas baja y el ciclo menstrual se acaba.

Si quieres entender mejor lo que le sucede a nuestro cuerpo cuando llegamos a este momento de la vida, puedes ingresar al artículo La menopausia ¿Qué es y cuándo empieza? en el que lo explicamos todo súper bien.

Estos dos procesos son completamente naturales y deseables. Esperamos que hayas aprendido muuucho en este artículo y recuerda que si tienes alguna duda de tus hormonas o de tu ciclo puedes acudir al consultorio en línea de nuestra ginecóloga.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú