Volver a

Chicas, hoy quisimos invitar a un profesional para que nos hable acerca de dos temas súper importantes, que son: métodos anticonceptivos y enfermedades de transmisión sexual. El Dr. Juan Serini nos cuenta todo lo que debemos conocer acerca de estos asuntos, para que no caigamos en el desconocimiento y estemos siempre súper informadas. ¡Empecemos!

El acceso a un método anticonceptivo es tu derecho y está garantizado en la Ley de Salud y Procreación responsable, Ley Número 25673

¿Qué son los métodos anticonceptivos?

Son opciones para evitar el embarazo, que te permiten decidir sobre tu vida reproductiva y la planificación familiar, es decir, es la posibilidad que tienes de decidir si quieres o no tener hijos y cuándo quieres tenerlos.

Existen múltiples opciones de métodos anticonceptivos: con hormonas y sin hormonas; pero solo uno previene las Infecciones de transmisión sexual (ITS), y es el preservativo.

¿Qué alternativas en métodos anticonceptivos hay?

Anticonceptivos orales:

Los anticonceptivos orales tienen una muy buena eficacia anticonceptiva, la cual varía entre un 91% y 99%. La variación de efectividad, se produce principalmente por olvidos en las tomas; por eso, es muy importante que siempre te tomes las pastillas a la misma hora y que nunca se te olvide ninguna, para que garantices toda su efectividad.

DIU:

Es un dispositivo plástico con hilos de cobre que el médico ubica dentro de tu útero. Su eficacia anticonceptiva es del 99 % con una duración de entre 5 y 10 años.

Se puede utilizar desde la adolescencia hasta la menopausia. No es necesario haber estado embarazada para poder utilizarlo y se puede retirar en cualquier momento, en caso de que decidas que sí quieres tener hijos.

Algo súper importante de aclarar es que el DIU no elimina el sangrado menstrual, porque no contiene hormonas. Es decir, lo que hace es impedir la implantación del óvulo, pero no altera tu ciclo menstrual.

SIU:

Es muy similar al DIU, pero la diferencia es que este posee una pequeña cápsula que libera levonorgestrel, una hormona similar a la progesterona. Esto hace que no puedas concebir bebés, además, el sangrado menstrual desaparece, porque dejas de ovular. Su duración es de entre 3 y 5 años, con una eficacia anticonceptiva de 99.8%

Al igual que el DIU, puede utilizarse desde la adolescencia hasta la menopausia y pueden usarlo mujeres que no hayan estado embarazadas.

Anticonceptivos inyectables:

Se administran en forma de inyección intramuscular. Existen los que se aplican mensualmente y los que se aplican trimestralmente.

Anillo Vaginal:

El anillo vaginal es un pequeño dispositivo que te pones en la vagina, que contiene hormonas que son liberadas durante 3 semanas, brindando una efectividad anticonceptiva superior al 99%.

Se pone en el interior de la vagina, se debe dejar puesto durante 3 semanas y luego se retira durante 7 días, periodo en el que ocurrirá la menstruación.

Parches:

Como su nombre lo indica, son pequeños parches que contienen hormonas y se pegan en la piel. Son muy cómodos y casi no se notan.

Preservativos:

Existen preservativos para pene y preservativos para vulva y vagina:

  • Preservativo para pene:

Tiene una eficacia anticonceptiva que oscila entre el 85 y el 98%. Esta diferencia de efectividad se relaciona con su correcto uso. Es decir, debe estar presente durante toda la relación sexual, no utilizar lubricantes en base aceitosa y ponerse solamente uno.

Debe usarse en todas las relaciones sexuales, porque es la única manera de prevenir las infecciones de transmisión sexual.

Recuerda que no se debe dejar aire en la punta, ya que esto predispone a rupturas y debe desenrollarse por completo hasta la base del pene.

  • Preservativo para vulva y vagina:

Es menos conocido y tiene una eficacia anticonceptiva que oscila entre el 79% y 95%.

Se puede colocar en el interior de la vagina varias horas antes de la relación sexual.

La importancia de dar a conocer este método, es que empodera a la mujer en el uso del preservativo sin depender de la voluntad de uso del hombre. Es importante que sepan que no brindan protección para relaciones sexuales entre mujeres, porque se mantiene el riesgo de contraer una enfermedad o infección.

Nunca deben usarse en simultáneo un preservativo para pene junto a uno para vulva y vagina, ya que la fricción entre ambos aumenta la posibilidad de ruptura.

Métodos quirúrgicos:

Ligadura tubaria:

Es una cirugía mediante la cual se anudan o cortan las trompas de Falopio, evitando de esta manera que el óvulo alcance el útero y se encuentre con el espermatozoide, ¡impidiendo el embarazo! Es considerado un método irreversible, ya que para revertirlo debería realizarse una cirugía de recanalización tubaria con microcirugía, la cual suele tener una baja tasa de éxito.

Vasectomía:

Es un método quirúrgico que realiza el urólogo en el testículo masculino. Con ella se produce la eyaculación, pero sin espermatozoides. La vasectomía sí es reversible.

¿Qué son las ITS?

Las infecciones que se pueden transmitir durante las relaciones sexuales, son las que denominamos ITS. Se pueden transmitir durante el sexo con penetración vaginal, anal o sexo oral, tanto en parejas heterosexuales o en cualquier otro tipo de pareja.

¿Cuáles son las ITS más frecuentes?

HIV:

Es una infección crónica que, si no se realiza tratamiento, evoluciona a SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). El estadio SIDA es una etapa donde las defensas de la persona infectada con el virus de HIV se encuentran tan bajas que cualquier virus, parásito o bacteria puede desarrollar una enfermedad grave que comprometa su vida.

Sífilis:

Es una enfermedad producida por una bacteria que se cura con tratamiento antibiótico, pero si no se hace el diagnóstico correcto puede llegar a producir demencia con el tiempo.

Hepatitis B y C:

Estos virus pueden ocasionar cirrosis y la muerte. Para la hepatitis B existe una vacuna que es obligatoria y gratuita en la mayoría de los esquemas de vacunación del mundo.

Chlamydia:

Es una bacteria que en la mayoría de los casos no produce síntomas, pero puede afectar la fertilidad.

HPV:

Es el virus que produce la ITS más frecuente en la población. Los virus HPV se clasifican en bajo riesgo y alto riesgo. Los de bajo riesgo generalmente se curan solo, mientras que los de alto riesgo, si no se diagnostican a tiempo y no se realiza el tratamiento adecuado, pueden producir: Cáncer de cuello uterino, cáncer de vagina, cáncer de vulva, cáncer de ano, cáncer de pene y cáncer de garganta.

Herpes:

Es un virus responsable de lesiones muy dolorosas que, en caso de estar presentes al momento del parto, pueden contagiar gravemente al bebé poniendo en riesgo su vida.

Gonorrea:

Es una enfermedad causada por una bacteria que puede producir infertilidad y es responsable de infecciones abdominales graves que requieren cirugías de urgencia.

¿Cómo puedo evitar la transmisión de una ITS?

Las ITS se previenen únicamente utilizando preservativo en todas tus relaciones sexuales. Debes usarlo tanto sean de sexo con penetración vaginal o anal y en el sexo oral también. Usando preservativo, además de evitar las ITS, vas a poder prevenir un embarazo no buscado.

¿Cómo puedo protegerme durante el sexo oral?

Durante el sexo oral al pene, el hombre debe colocarse un preservativo, ya que el contacto de la mucosa bucal con el pene o con la eyaculación es una vía de transmisión de ITS.

Para realizar sexo oral a la vulva o para sexo oral al ano se debe colocar un campo de látex sobre la vulva o sobre el ano, ya que las secreciones vulvares y anales pueden transmitir ITS. Además, en el sexo oral al ano se pueden transmitir bacterias y parásitos de la materia fecal.

¿Cómo fabrico un campo de látex?

Se puede fabricar a partir de un preservativo, cortando la punta cerrada y luego cortando el cilindro verticalmente, para que te quede un cuadrado que puedes apoyar sobre la vulva o el ano para realizar sexo oral.

Actualmente no existe un método que sea eficaz para el sexo entre mujeres, cuando realizan el tribadismo (frote de sus genitales entre sí); la recomendación actual es que coloquen entre ambas vulvas un campo de látex.

¡Cuando eliges cuidarte, también estás cuidando a tu pareja!

Esperamos que hayas aprendido tanto como Nosotras en este artículo del Dr. Juan Serini. Recuerda que cuidar de tu salud sexual no es solamente evitar ITS y embarazos no deseados, sino también asegurarte de que todas tus relaciones sean cómodas, seguras y placenteras.

Si tienes alguna duda puntual, puedes hacerla en el consultorio de nuestra ginecóloga online, que te va a ayudar en lo que sea que requieras.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú