Volver a

¡Hola! ¿cómo están? En este artículo les enseñaré los tipos de piel y mascarillas para cada uno, así que si quieren saber más ¡sigan leyendo!

Piel grasa

La piel grasa, es la acumulación excesiva del sebo. Éste tipo de piel suele presentar mayor espesor, glándulas sebáceas con sobreproducción de sebo y orificios pilosos dilatados. Las pieles grasas se caracterizan por tener poros grandes, sensación grasa a lo largo del día y con imperfecciones. Si identificas que tu piel es grasa, ¡aquí te dejo unas mascarillas que te pueden servir!

  • Mascarilla de café: Esta mascarilla contiene ácido láctico que es rico en bio proteínas, que ayudan a nutrir y humectar nuestra piel, y el café elimina toxinas y grasa, minimiza los poros y es muy bueno para la circulación.

    • Ingredientes:

      • Café

      • Leche de cualquier tipo

    • Preparación: En un envase ponemos 2 cucharadas de leche y una cucharada y media de café, revolvemos hasta que quede una mezcla homogénea y aplicamos en todo nuestro rostro. Esta mascarilla la podemos dejar de 15 a 20 minutos.

  • Mascarilla de té y avena: el té verde es muy útil para tratar el acné, ya que este rejuvenece las células de nuestra piel. Por otro lado, la avena absorbe la grasa, hidrata la piel y nivela el PH.

    • Ingredientes:

      • Bolsita de té verde

      • Agua

      • Avena

    • Preparación: Ponemos agua bien caliente en un recipiente, le agregamos la bolsita de té verde y preparamos un té normal. Cuando ya esté listo nuestro té reservamos el agua, y todas las hierbas las ponemos en un recipiente al cual le vamos a agregar una cucharada de avena y 2 del agua del té. Revolvemos muy bien y la dejamos en todo nuestro rostro durante 15 minutos.

Piel seca

La piel seca retiene menos humedad que la piel normal, y las glándulas sebáceas segregan menos grasa, lo cual provoca descamación y la aparición de líneas de expresión. Estas características suelen hacer que la piel luzca apagada y envejecida. Si tu tipo de piel es seca ¡aquí te dejo algunas mascarillas!

  • Mascarilla de yogurt natural: si tu piel es de tipo seca, esta mascarilla es lo mejor para ti, ya que va a hidratar toda tu piel, ¡con sus ingredientes totalmente naturales!

    • Ingredientes:

      • Yogurt natural

      • Una yema de huevo

      • Miel

    • Preparación: En tres cucharadas de yogurt ponemos la yema de huevo y la miel revolvemos todo hasta que todo quede incorporado, lo aplicamos en todo nuestro rostro y dejamos por 30 minutos.

  • Mascarilla de aguacate: esta mascarilla es ideal para tu piel ya que deja el cutis luminoso e hidratado.

    • Ingredientes:

      • Aguacate

      • Aceite de oliva

      • Miel

    • Preparación: En un recipiente vamos a machacar muy bien el aguacate, para después agregarle la miel y el aceite, y hacer de todo esto una mezcla homogénea. Revolvemos, la aplicamos en el rostro y dejamos por 15 minutos.

Piel mixta:

Si tienes una sensación grasienta en la zona T, pero el resto del rostro es equilibrado, ¡tienes piel mixta! En este tipo de piel, la grasa suele acumularse en la zona T, compuesta por la frente, la nariz y la barbilla, pero en el resto del rostro tiene una apariencia normal. Dado que las glándulas sebáceas trabajan horas extras en la zona T, es de esperarse que sientas las mejillas secas. Si este tipo de piel estas mascarillas te encantarán:

  • Mascarilla de plátano y avena: esta mascarilla va a regular toda la circulación de tu rostro.

    • Ingredientes:

      • Un plátano

      • Avena en polvo

    • Preparación: Utiliza medio plátano y dos cucharadas de avena en polvo, y bátelos hasta lograr una mezcla homogénea. Después, aplica una capa sobre tu rostro y déjalo actuar por veinte minutos. Para retirarlo, lava tu cara con agua templada.

  • Mascarilla de aguacate con limón: esta mascarilla es super buena porque el aguacate contienen carotenoides, un pigmento que consta de muchas frutas, que se encuentran en el interior de las células vegetales, y ayudan a un mejor bronceado, además promueve la elasticidad de la piel.

    • Ingredientes:

      • Aguacate

      • Limón

    • Preparación: Machaca un aguacate agregando un poco de zumo de limón, y aplica la pasta sobre tu cara lavada. Déjalo ahí hasta que la mezcla tenga un tono más claro (aproximadamente 10 minutos) y después retira la mascarilla con agua tibia.

¡Y listo hemos llegado al final!

Espero que les hayan encantado todas las mascarillas, y que les haya ayudado a encontrar su tipo de piel.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú