Volver a

Todas las mujeres en algún momento de la vida han sufrido por lo menos un episodio de dolor mamario, y lo que suele ser el principal motivo de preocupación no es el dolor; si no la angustia que genera este dolor.

La angustia se origina en el miedo recurrente y frecuente de pensar que cualquier tipo de dolor mamario es porque se padece una enfermedad maligna en las mamas.

Dada la frecuencia de este síntoma quiero transmitirte tranquilidad contándote que el cáncer de mama en sus estadios iniciales es asintomático, es decir no produce ningún tipo de dolor; por ello es que ante la aparición de dolor mamario consultes a tu ginecólogo, pero no con la carga emocional de pensar que podrías tener una enfermedad oncológica.

¿A qué edad se desarrollan las mamas? ¿Cómo están formadas?

El desarrollo de las glándulas mamarias es el primer signo del desarrollo puberal y antecede a la primera menstruación (menarca). La pubertad es la transición entre la niñez y la adultez

El inicio del desarrollo mamario lo conocemos como telarca, ocurre alrededor de los 10 años de edad y es un indicador del comienzo del funcionamiento del eje hormonal que incluye al cerebro y a los ovarios.

Las glándulas mamarias van a estar formadas por tejido glandular y tejido adiposo. La relación entre estos componentes y la cantidad de cada uno es lo que va producir las diferentes formas y tamaños de las mamas.

El tejido glandular es el responsable de la secreción de leche durante la lactancia materna y este tejido tiene la característica de ser muy sensible a la influencia y a los cambios hormonales.

El estímulo hormonal va a producir que la mama alcance su estado adulto entre los 18 y 20 años.

¿Por qué me duelen las mamas?

El tejido glandular mamario responde a las variaciones hormonales de estrógenos y progesterona que se producen durante tu ciclo mamario produciendo, retención de líquido, aumento de la turgencia mamaria; lo que se traduce en molestias mamarias que cada mujer los va a percibir de diferente manera. En algunas mujeres el dolor puede ser muy intenso y en otras simplemente una ligera molestia.

Estos dolores o molestias mamarias relacionadas con el ciclo menstrual es lo que se denomina mastalgia cíclica, suele producirse en los días previos a la menstruación, calmando luego de que se produce el sangrado menstrual.

La mastalgia cíclica ocurre en mujeres que no han alcanzado la menopausia y los dolores más frecuentes se producen en la parte externa de la mama con mayor predisposición a la parte externa y superior (el área cercana a la axila), también pueden incluir hipersensibilidad en los pezones.

Existen también dolores mamarios que no tienen relación con el ciclo menstrual y son las mastalgias no cíclicas. Este tipo de mastalgias se pueden relacionar con patologías mamarias benignas como la presencia de algún tipo de nódulo, quistes mamarios, mama fibroquística, infecciones, etc.

Factores que pueden producir mastalgia:

Dieta: Algunos estudios relacionan a las mastalgias con el consumo de grasas saturadas, el exceso de sal en las comidas, el consumo de cafeína (tomar café y bebidas cola)

Tabaquismo

Consumo de alcohol

Traumatismos mamarios

Antecedente de cirugías mamarias

El uso de corpiños muy ajustados

Algunos medicamentos

Dolores extra mamarios: por ejemplo, dolores en los músculos torácicos o inflamaciones de los cartílagos que unen a las costillas con el esternón suelen confundirse con dolores mamarios.

¿Cambios en mi dieta pueden mejorar los dolores mamarios?

Cambios en tu alimentación que incluya disminución en el consumo de carnes, evitar el agregado de sal a las comidas y la disminución del consumo de café y bebidas cola podrían aportar una mejoría a los dolores mamarios.

¿Qué hacer ante la aparición de dolores mamarios?

La recomendación es siempre consultar a tu ginecólogo/a, quien te va a evaluar y en caso de considerarlo necesario solicitará estudios de imágenes mamarios.

La mayoría de los dolores mamarios suelen responder a tratamientos con analgésicos y cambios de habito y dieta; en algunos casos se puede requerir algún otro tipo de medicación o tratamiento específico.

Recordá hacer tu autoexamen mamario todos los meses en los días previos a tu menstruación y si ya no menstruas podés elegir un día al mes y repetirlo siempre en esa fecha.

La realización del autoexamen te permite conocerte y ante cualquier cambio que notes (bulto, retracción de pezón, hundimiento de piel, secreción por pezón, área enrojecida, etc.) vas a estar alerta para consultar inmediatamente a tu médico.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú