Volver a

¿Sabías que solo el 65% de las mujeres heterosexuales alcanzan un orgasmo durante la relación sexual? ¡comparado con el 95% de los hombres!

Cada cuerpo tiene la posibilidad de conectarse con el placer. Una particularidad creada biológicamente para garantizar la supervivencia de la especie. ¿Cómo? Así como lo lees, si no existiera el placer en el acto copulatorio, las hembras y machos no tendrían un aliciente para hacerlo y se extinguirían las especies, así que ya sabes. No somos los únicos que sentimos placer y el placer hace parte de nuestras posibilidades.

Pero, si esto es así, ¿por qué muchas mujeres no conocen cómo conectarse con su placer y cómo sentir un orgasmo? Para responder estas preguntas es necesario hablar un poco sobre un tema muy importante en la sexualidad y es ¡la masturbación!

La masturbación, sencillamente hablando, es el acto de darte placer a ti misma, convertirte en tu mejor amante y descubrir tu propia ruta hacia tu satisfacción sexual. Suena sencillo, ¿no? y entonces ¿qué pasa?

Que nuestro entorno ha estado dedicado a dos cosas importantes en cuanto a las mujeres: Frenar los impulsos sexuales femeninos, calificarlos como malos y negarse a darnos educación sexual más allá de enfermedades venéreas, embarazos no deseados o cuidarnos de todo y todos.

Todo esto genera que muchas, pero muchas, mujeres se desconecten de sus sensaciones corporales y que, hablando solo de la zona genital, no tengan ni idea de cómo se ve, cómo sienten por dentro del canal vaginal, o donde está su clítoris y cómo les gusta más estimularlo.

Así que vamos a darte unos tips para que esto sea parte del pasado y empieces el camino a ser tu mejor amante.

  1. Prepara el ambiente. Aunque siempre hablemos de masturbación y pensemos en los genitales, es muy importante que previamente prepares el ambiente para ti misma. Ponte ropa cómoda y con la que te sientas bien, prende algunas velas, usa el aroma que te guste, lee un libro erótico o ve una peli que te parezca sexy, o tal vez escucha una canción que te seduzca y ten a mano un espejo pequeño portátil. Es decir, prepara el entorno con estímulos para que tus 5 sentidos y tu cerebro se conecten positivamente con el ejercicio.

  2. Descubre tu vulva. Con todo previamente organizado, consigue por último una hoja blanca y lápices de colores. Siéntate en un lugar donde quedes cómoda, pon el espejo al frente de tu vulva (zona genital externa) para ver de cerca tus genitales. Dibuja todo lo que veas sobre el papel. No importa si no eres artista, lo importante es la conexión con el momento. Posteriormente recorre lentamente con tu dedo por todas partes, incluso dentro de la vagina. Siente las texturas, la temperatura y todas las sensaciones que tengas en cada rincón. En tu dibujo colorea con rojo las zonas que más sensaciones te dé tocarlas.

  3. Reconoce tu clítoris. En tu reconocimiento sigue con tus dedos tus labios vaginales hacia arriba (en dirección al ombligo) y ahí encontrarás una ¨capucha¨ y por debajo, un especie de ¨botón¨, ese es tu clítoris y es tan sensible que es muy probable que si lo presionas directo, te vaya a molestar. Encuentra un movimiento sobre él (o la capucha) que te sea cómodo y que te brinde sensaciones agradables.

  4. Sincroniza tu mente (el órgano sexual más poderoso). Para que una masturbación pueda funcionar, es importante que tu mente esté alineada con pensamientos eróticos o positivos sobre lo que está sucediendo y no con reclamos o pensamientos negativos. Si no tienes fantasías que te eroticen, puedes pensar en algo que ya sucedió y te gustó mucho, la literatura erótica siempre es un buen recurso para que tu imaginación aprenda a volar. Si te invaden los pensamientos negativos, quitales el poder de ser el centro de tu mente con la siguiente técnica: Concéntrate en tu respiración, el movimiento de tus dedos, las sensaciones de tu cuerpo y el ahora.

  5. La piel, la zona erógena más extensa. Aunque hemos detallado una masturbación en la zona genital, es importante que sepas qué estímulos te gustan recorriendo toda tu piel ¿En qué zonas sientes más sensaciones agradables? y en cuanto a tus sentidos, ¿cuál es el más erótico? ¿ cuál te enciende más? ¿qué estímulos te conectan con el placer?

  6. Date tiempo para estar contigo. Este es un momento para ti, no una carrera. Si estás aprendiendo a caminar, debes darte la oportunidad de caer en el proceso. Inténtalo cuantas veces sea necesario, pero sin presionarte por lograr lo que tienes en tu cabeza en 5 minutos. Sé amable contigo y tu proceso.

Mitos y verdades sobre la masturbación.

  • La masturbación es una práctica para personas solteras. Falso. Es una práctica auto-erótica válida en cualquier momento de la vida de una persona.

  • Si uso un vibrador, me acostumbraré a esa sensación y después no voy a disfrutar si no lo tengo. Falso. El vibrador es un complemento si lo quieres usar, nada reemplaza el contacto con un ser humano. Son sensaciones diferentes y que, además, se pueden complementar.

  • El orgasmo producido por la masturbación, no es un orgasmo "real". Falso. De hecho, el orgasmo producido en solitario es muchas veces más intenso que el producido en compañía y es totalmente válido.

  • La masturbación da sensación de bienestar. Verdadero. La masturbación libera dopamina (sensación de placer), endorfinas (disminuyen percepción de dolor - por ejemplo dolores menstruales) y aumenta la producción de prolactina (ayuda a conciliar el sueño).

Algunas ideas para masturbarte. Usa esta guía como referencia, pero descubre tu propia forma de hacerlo

  • Acariciar el clítoris. Ya sea con movimientos alrededor circulares o de lado a lado, con uno o varios dedos.

  • Caricia clítoris extendida. Con varios dedos haz un movimiento en forma de U que recorra más allá del clítoris y toque incluso los labios vaginales y la piel arriba de la uretra.

  • Con el agua. Dirige el chorro de la ducha hacia tu clítoris.

  • Sobre una almohada o toalla enrollada. móntate encima del objeto y frota tu clítoris contra él.

  • Presión del clítoris. Con dos dedos sujeta tu clítoris y estimula soltando y presionando.

  • Estimulación del punto G. Introduce uno o dos dedos en tu canal vaginal (que la punta de los dedos quede mirando ¨hacia el ombligo¨) y comienza a hacer un movimiento con tus dedos (levemente en forma de gancho) hacia adentro y hacia afuera. Esta zona que se estimulará es la pared posterior al clítoris y tiene una textura parecida a tu paladar al lado de tus 2 dientes más grandes (si, eso que te estás tocando en este momento y parecen montañas) ;)

  • Vibrador. Con estos aparatos vas a lograr orgasmos muy intensos y sensaciones muy fuertes y rápidas. Compra uno que te guste y explora las sensaciones en tu cuerpo, conecta tu mente y a ¡volar!

Como verás, la masturbación es, para muchas mujeres, la base del autoconocimiento erótico, el cual es muy importante para que tu sepas que te gusta y lo puedas disfrutar en solitario o si estás en compañía, te permita guiar a tu amante sobre tus gustos y expectativas, así que te deseamos buen viaje en esta conexión para vivir tu sexualidad, sin misterios!

Ana Sofía Giraldo

Sexóloga.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú