Descubre si estás trabajando en lo que realmente deseas

¿Estás en el trabajo de tus sueños? Responde estas preguntas y descubre si estás en el trabajo ideal.

Volver a

Cuando entramos en el mundo laboral, y empezamos a entender la realidad de este asunto, nos damos cuenta que es muuuy importante que estemos en el lugar correcto, que disfrutemos lo que hacemos y nos sintamos súper felices cada vez que vamos a trabajar. Existen formas de saber si tenemos el trabajo de nuestros sueños, y hoy queremos ayudarte para que tú lo identifiques.

Responde estas 7 preguntas y ¡date cuenta si estás en el trabajo ideal!

1. Cuando te asignan nuevas responsabilidades, tú:

a. Las recibes con los brazos abiertos, ¡porque es un nuevo reto para ti!

b. Pides que te las entreguen poco a poco, porque sientes que ya tienes mucho trabajo.

c. Prefieres quedarte con las que ya tienes conocimiento ¡y listo!

2. En momento donde es súper importante trabajar en equipo:

a. Prefieres asignar unas cuantas reuniones, para revisar los avances de cada uno y encontrar puntos en común.

b. Eres de las que prefiere dividir completamente el trabajo y al final juntarlo, de acuerdo a los diferentes hallazgos.

c. Te encanta reunirte con tus compañeros de trabajo, para escuchar diferentes puntos de vista y tener un panorama más amplio de la situación.

3. Los domingos, cuando se acaba el fin de semana y se acercan nuevamente los días de trabajo:

a. Te pones súper feliz y te sientes preparada para empezar una nueva semana, llena de retos y oportunidades.

b. Te sientes tranquila, porque estás mentalizada para empezar una nueva semana.

c. Piensas que no son suficientes dos días de descanso, y necesitas más, para llegar recargada a una nueva semana de responsabilidades.

4. Si tu jefe se levanta de súper buen humor y decide darles la tarde libre, tú:

a. Prefieres salir directo para tu casa, para descansar y despejar tu mente.

b. Invitas a todos tus compañeros de trabajo a hacer un plan juntos, para conocerse más y pasar un buen rato.

c. Aumentas tu ritmo de trabajo, para poder acabar con todos tus pendientes y después ver qué plan puedes armar.

5. Si en algún momento surge un problema con un cliente, o con algún trabajo que estás desarrollando:

a. Paras por un momento, respiras y empiezas a buscar por qué se dieron errores y las posibles soluciones, para después encontrar la mejor.

b. Corres a pedirle a otra persona que te ayude a solucionar el inconveniente, pero no te involucras un 100%.

c. Te estresas muchísimo, y te sientes paralizada, por lo que te toca pedir ayuda inmediatamente.

6. Cuando ya llevas un buen tiempo trabajando en una empresa:

a. Te gusta ir sacando tus días de vacaciones, poco a poco, para poder ir descansando durante diferentes momentos del año.

b. Planeas tus vacaciones con calma porque, aunque sí crees que es bueno descansar, no tienes afán.

c. No ves la hora de salir de vacaciones y disfrutar de un momento de descanso, viajar y conocer lugares diferentes.

7. Tu jefe te pide nuevas ideas para desarrollar un proyecto, tú:

a. ¡Todo te fluye con naturalidad! Y te gusta hacer una búsqueda ¡súper proactiva! de referentes que puedan servirte de inspiración, y empiezas a poner tus ideas en papel, para después aterrizarlas un poco.

b. Aunque te cuesta un poco aterrizar las ideas, intentas poner algunas opciones que pueden servirte, y si es necesario pides ayuda y opiniones diferentes.

c. Se te hace un poco difícil dejar volar tu imaginación y plantear ideas creativas que se adapten a las necesidades del requerimiento, así que prefieres investigar, para después definir las ideas con los demás.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú