Volver a

Hoy, venimos a darte palabras de apoyo, venimos a decirte que tú puedes con todo, y puedes dar tu granito de arena para que juntos cambiemos el Bullying x Loving. Por eso, invitamos a un grupo de psicólogos de la Universidad CES de Medellín/Colombia, para que junto a Nosotras, sigamos siendo fuertes, y aprendamos a identificar cuándo debemos hacer un alto en el camino, y tomar acción cuando notamos que nosotros o alguien más está siendo maltratado o está recibiendo bullying.

“Vamos a crear un grupo en Facebook, Instagram, Tiktok y todas las redes llamado -los que creemos que Sofía es una looser, una nerda-, además la vamos a sacar del grupo porque ya no es parte de él” Emmanuel, 12 años.

Este ejercicio pretende hacer un llamado a padres, cuidadores, maestros y jóvenes para dimensionar el impacto individual y social de lo que significa la intimidación escolar (bullying), sobre todo dar a conocer algunas ideas para que, en conjunto, identifiquemos cómo nos relacionamos con los otros, amigos, compañeros de clase y vecinos.

Siempre será necesario reconocer en ellas los modos en los que nos nombramos, nos vinculamos y generamos espacios seguros de convivencia. En nuestro contexto es cada vez más cotidiano escuchar experiencias de niños, niñas y adolescentes que se sienten incómodos o intimidados en los grupos a los que pertenecen, por eso, es importante exponer aquí algunos aspectos que se corresponden quizá con tus preguntas.

La historia de Sofía es la representación de lo que muchos adolescentes viven en el colegio y que tienen que ver con nociones que popularmente escuchamos: violencia escolar, matoneo, abuso, hostigamiento, maltrato entre iguales, acoso escolar, maltrato escolar, meterse con alguien, intimidación escolar o bullying y que a veces desestimamos escuchando expresiones como: “estamos jodiendo”; “estamos haciendo bullying”; “estas charlando muy pesado con él; “No deberías ser tan débil”, “no te lo tomes tan en serio”, “deberías ser capaz de reaccionar solo”; “son experiencias que forman el carácter”; “el que intimida tiene buenas razones para serlo y hacerlo”; “hay personas pasivas y débiles”; “el problema va a desaparecer si se ignora”; “los que son intimidados deberían responder más fuerte para que los demás sepan con quien se meten”; “¿yo? soy incapaz de pegarle a alguien”; “yo no me meto ahí porque no es mi problema”. Aquí vamos a referirnos a los roles que se implican en esta relación:

  • El que es intimidado:

"…Me dicen cuatro ojos y se burlan todos los días de mi porque tengo gafas y no soy muy bueno para los deportes… estoy cansado de esta situación pero no sé como defenderme". Marco, 10 años

  • El que es espectador:

"…Yo ahí no me meto, además no se como lo puedan tomar mis papás y no sé si mis profesores van a creerme. Tengo mucho miedo y me voy a inventar algo para no volver  al colegio". Carmen, 10 años

  • El que intimida:

"Cuando veo la mirada de terror de Juan José me siento poderoso; yo sé que él siente miedo porque cree que le voy a pegar… una de las cosas que mas me anima a seguir con las amenazas a ese bobo, es que mis amigos y yo nos burlamos de él, porque no es capaz de defenderse y como le dije que si le contaba a alguien le daba mas duro, tampoco hay nadie que lo pueda ayudar". Julian, 9 años

Roles que nos acercan a la comprensión de lo que significa la intimidación escolar -Bullying- en el cual las conductas se relacionan con el aislamiento, la amenaza, los golpes, los insultos sobre un compañero o compañeros señalados que ocupan el papel, pues este fenómeno es un problema de relaciones entre pares que tiene características como: Desbalance de poder puesto que en la relación hay uno que se cree más fuerte que los demás; Es intencional porque siempre se quiere hacer sentir mal a otros, en consecuencia hacerles daño o incomodarlos generando sentimientos de malestar, dolor e incapacidad para salir de la situación; por último, las situaciones deben ser repetitivas y frecuentes.

Sobre todo, la intimidación escolar -bullying- hay que atenderla, explorarla, prevenirla, nombrarla y conocerla, para que salga a la luz y exista. Relaciones que se pueden vivir y encontrar de diferentes formas, tal y como lo dejan ver Sofía, Marco, Carmen y Julián:

  • Intimidación física:

    • Romper las cosas a propósito.

    • Esconder y dañar las cosas.

    • Robar.

    • Pegar coscorrones, puñetazos, patadas, estrujar, encerrar.

    • Pegar con objetos.

    • Amenazar con armas.

    • Dejar marcas en el cuerpo

  • Intimidación Verbal:

    • Llamar por apodos.

    • Insultar.

    • Hacer gestos de burla o desprecio.

    • Chiflar, silbar o gritar.

    • Criticar, reírse cuando se equivoca, molestar para hacer llorar.

    • Burlarse.

    • Hacer gestos para dar miedo.

  • Intimidación Psicológica:

    • No hablarle al compañero.

    • Ignorarle, dejarle de lado.

    • No dejarle jugar con ellos.

    • No dejarle participar, excluir o despreciarle.

    • Decir a otros que no estén con él/ella o que no le hablen.

    • Decir mentiras sobre él/ella.

    • Regar chismes falsos sobre él/ella.

    • Amenazar.

  • Coacción:

    • Amenazar para que haga cosas que no quiere.

    • Obligar a hacer cosas que están mal.

    • Obligar a hacer cosas peligrosas para él/ella.

    • Obligar a hacer cosas que le hacen sentir mal.

    • Obligar a darles sus cosas.

A estas formas se les suma otra muy común, el ciberbullying o ciberacoso, que se refiere al fenómeno asociado al uso inadecuado de los medios de información y comunicación, usados para acosar e intimidar de manera psicológica y verbal con actos como: difundir rumores en las redes sociales insultar o amenazar por medio de mensajes de texto o internet, exponer o enviar fotos comprometedoras, suplantar la identidad virtual, revelar o publicar información personal, excluir o ser excluido de un grupo o “chat”.

Esta forma de intimidación tiene además el peligro de que los que son intimidados son fácilmente manipulables, a diferencia de las anteriores, puede generar más sufrimiento e incertidumbre, las agresiones pueden ser progresivas y peores en tanto que no hay una presencia física y no se alcanzan a dimensionar los efectos de quién es anónimo, además son de difusión masiva e inmediata.

Quizá te sientas identificado con algunas de estas palabras y con las historias de Sofía, Marco, Carmen y Julián, por eso, es importante estar siempre alerta, para que cuando sientas que algo así te pasa, busques a alguien de confianza para que sea el mediador entre lo que sientes y lo que sucede.

Ten en cuenta que los roles pueden cambiar, ya que no son estáticos y que dependiendo de las formas de relacionarnos que se establecen estos pueden ocuparse, recuerda que todos estamos involucrados.

Puedes además tener en cuenta algunos tips para prevenirlo, resolverlo o nombrarlo:

  1. Buscar información y conocer sobre el tema.

  2. Fortalecer las habilidades sociales.

  3. Pedir ayuda.

  4. Evitar responder a provocaciones.

  5. Guardar las pruebas y evidencias de lo que pasa.

  6. Hacer denuncias en el momento oportuno.

  7. Fortalecer amistades seguras y asertivas.

  8. Reconocer lo que pasa y nombrarlo como es.

  9. Usar de manera responsable las redes sociales.

  10. Aprender a decir que no.

  11. Evitar guardarse los sentimientos y las emociones, por el contrario reconocerlas.

  12. Entre muchas otras.

Recuerda: “Di basta; no te rías” Habla con un adulto. Piensa que hay alguien que sufre, que no son peleas simples y tampoco bromas, pues para divertirse todos deben reír, no solo algunos. La unión hace la fuerza y tú formas parte de ella"

No olvides que tienes todo nuestro apoyo, ¡Nosotras estamos contigo! Y puedes consultar con nuestra psicóloga en línea, si sientes que alguna de estas situaciones te está ocurriendo a ti, pero no sabes qué hacer o por dónde empezar, ¡¡ella te dará los consejos que más necesitas!!

Bibliografía:

Avilés Martínez, J. M. (2003) Bullying. Intimidación y maltrato entre el alumnado. Bilbao Editorial STEE-EILAS

Ramírez Osorio, Y. Y. (2011) “Encuentros y desencuentros en la escuela. La intimidación escolar en escena” En: Revista Internacional Magisterio. Educación y Pedagogía. #53. Noviembre – Diciembre, p. 64-68

Equipo expertas Universidad CES:

Nadia Semenova Moratto Vasquez

Yolidad Yajasiel Ramirez Osorio

Natalia Cárdenas Zuluaga

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú