Volver a

Estaba echada en mi habitación, no tenía nada que hacer y pensé: ¿por qué no hacer un dibujo? pues me gusta dibujar, rápidamente tomé mi cuaderno y lápiz y comencé a hacer pequeños trazos en la hoja, poco a poco, mi mente no daba forma a lo que hacía y me moleste un poco al no darle sentido a lo que estuve haciendo.

Mire la hoja y sí, solo dibujé pequeños círculos que simulan un rostro o al menos lo noté así, de pronto, comencé a divagar en mí mente, una pregunta tras otra se formulaba , pero la que pude mantener era ¿Puede que mis emociones cambiantes sean porque estoy creciendo y yo no lo noto?

Otra vez muchos pensamientos llegaron, yo solo pude tomar la hoja de mi cuaderno y botarla, ya no me servía. Estuve en mis pensamientos hasta que un dolor en mi abdomen se mostró, no estaba acostumbrada a tener cólicos frecuentes, después de unos segundos el dolor bajo, y otra vez intenté hacer trazos en una nueva hoja.

Así que me dí cuenta que en estos días he tenido bloqueos artísticos, pero después de relacionarlo, me di cuenta que era también por mis cambios de humor, algunas veces estoy feliz y me siento muy inspirada; en cambio, algunas veces me enfado y no puedo dibujar, ahora entiendo más o menos como soy.

Algunas veces las emociones se descontrolan. Muchas veces me siento tan frustrada que no puedo concentrarme en las cosas que me gusta hacer, como también algunas veces me siento muy animada, con ganas de hacer las cosas bien y lograr mis objetivos así que no hay que sentirnos mal por los cambios repentinos, se trata más de conocernos y aceptarnos como somos y en el momento en que tengamos la inspiración aprovecharla y hacer lo que más nos guste. 

Y cuando no tengamos esa inspiración, pues existen muchas técnicas para aumentar nuestra creatividad, y si nos sentimos de cierta manera, ¿por qué no? expresarlas mediante nuestra arte ¡y algo de allí puede salir!

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú