Volver a

Hola mis amiguitas de Nosotras, quiero contarles mi historia de bullying, sucede que hace 13 años sufrí un accidente que me dejó muy mal, tenía que caminar con una parálisis y estaba sin cabello porque me tuvieron que rapar para operarme, estaba apenas entrando al bachillerato y los médicos decían que no podía seguir estudiando más; sin embargo, yo fui porque quería seguir estudiando, pero me expuse a las peores burlas, me decían calva, se burlaban de mí porque no caminaba bien, nadie se quería hacer conmigo por mi aspecto, fue un tiempo muy duro.

Pero siempre estuvo mi familia apoyándome, mi padre me decía: - No te acomplejes ¿cuántas niñas no hay sin cabello, pero por una enfermedad terminal? a ti te vuelve a crecer. Y así fue, con todo lo que me pasó fui muy fuerte y a la vez noble; las niñas que se burlaban de mí, cambiaron su perspectiva, empezaron a ver más allá de lo físico y como era una buena estudiante y amiga, se querían hacer conmigo.

Tuve que hacer muchas terapias para recuperarme, fue un proceso bastante complejo, pero todo cambió con el pasar de los tiempo con mis compañeras, ellas me hablaban y compartían conmigo; al tiempo que aprendí a estar sola para no depender de compañía, porque se debe de crecer internamente para poder sobrellevar algunas cosas. Por ejemplo, tuve que esperar un año para que con mis terapias pudiese caminar nuevamente bien, unas terapias de acupuntura para superar la parálisis facial y a pesar de todo con el amor de mi familia y la fe en mi Dios, pude graduarme con muchas amistades en el colegio. Hoy por hoy soy contadora, agradecida por la segunda oportunidad que me dio mi Dios de vida.

Y ese es el mensaje que quería compartir con ustedes, un mensaje de fortaleza pero siempre con nobleza, porque jamás desistir es la clave, espero que les sirva mi mensaje a cualquier niña que sufra de bullying en estos momentos.

Un abrazo.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú