Volver a

Recuerdo que estaba en quinto de primaria, era el recreo y vi a los demás jugar. Quería unirme a jugar así que me acerqué a una compañera y le pregunté si podía jugar; me dijo que no jugaba con feas y que si quería jugar tendría que pagar 1 sol.

Me sentí mal, me fui triste a llorar al baño, me sentía devastada y esa es una de mis pequeñas experiencias con el bullying. Después de ello, me enteré que estaban molestando a una amiga por utilizar lentes, le decían cuatro ojos. Así que decidí ayudarla porque ya había pasado por eso, se lo conté a mis papás y hablaron con los papás de mi amiga; juntos nos dieron una solución y decidieron hablar con la directora.

La directora decidió ir a nuestra aula y nos habló del bullying, después de esa platica le pidieron perdón a mi amiga y así decidimos hacer un video del bullying contando la experiencia y exponer de aula en aula lo malo que es el bullying. También la profesora decidió hablar con los demás profesores para dar una mini charla acerca de esto.

De esa forma nos liberamos del bullying, fuimos muy mejores amigas. Además entre todos formamos un grupo que era ¡No al bullying, no al bullying! Esa era la frase que representaba al grupo. Teníamos la principal misión de contar historias de bullying y lo malo que era hacerlo, ya que la otra persona se sentía mal y triste.

Así seguimos y así cada uno tuvo un rol de ayudar a No al bullying, así ayudamos a varios compañeros a liberarse del bullying. Me acuerdo que fue un gran momento de ayudar a todos, porque el bullying puede generar problemas a gran escala.

Siempre recuerda que como tú no hay nadie, y que no debes ser molestado por ser quien eres, te mando un abrazo gigante y así termina esta historia.

Besos,

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú