Volver a

El mes de Octubre ha sido elegido a nivel mundial, como un mes para concientizar sobre la prevención y el diagnóstico precoz del cáncer de mama.

El cáncer de mama es la neoplasia maligna más frecuente a nivel mundial.

  • En el mundo hay 1 millón de nuevos casos cada año

  • Es la principal causa de muerte por cáncer en mujeres en todo el mundo

  • De cada 4 mujeres con cáncer, 1 mujer padece cáncer de mama

  • En la Argentina se diagnostican 19400 casos cada año

  • 1 de cada 8 mujeres podrá padecer un cáncer de mama

  • En la Argentina fallecen 5600 mujeres anualmente por esta enfermedad

Un dato muy importante es que desde el año 1966 al día de hoy, la mortalidad por cáncer de mama ha disminuido en forma sostenida y esto es debido al diagnóstico precoz (temprano) y a los grandes avances terapéuticos con los cuales contamos.

La importancia de diagnosticar el cáncer de mama en sus estadios iniciales es porque se estima que más del 90% de los tumores malignos mamarios menores a un centímetro se pueden curar!

¿Si no tengo antecedentes no puedo desarrollar cáncer de mama?

El 85% de los cánceres de mama son esporádicos. Esto quiere decir que la mayoría de las pacientes que presentan la enfermedad no tienen familiares directos con cáncer de mama, por ello es que aunque en tu familia no haya ningún antecedente familiar, también debés hacer tus controles mamarios.

¿En qué consisten los controles mamarios?

Una vez al año debés acudir a una consulta con tu ginecólogo o mastólogo, quien te va a preguntar sobre tus hábitos diarios, antecedentes personales y antecedentes familiares relacionados con las distintas patologías mamarias; luego de ello va a realizar un examen físico que incluye examinación de las mamas y ambas axilas.

Con la información obtenida evaluará si es necesario realizar estudios complementarios.

¿Qué estudios por imágenes me pueden solicitar?

Existen distintos tipos de estudios por imágenes para estudiar las mamas: Ecografía mamaria, mamografía, tomosíntesis, ecografía mamaria 3D, resonancia magnética, mamografía con contraste, ecografía doppler.

Dentro de estos estudios los que se solicitan habitualmente dentro del control mamario son la mamografía y la ecografía mamaria.

La ecografía mamaria dentro de la información que nos aporta, nos  sirve para diferenciar lesiones sólidas de lesiones líquidas.

La mamografía es muy importante para el diagnóstico precoz de las lesiones mamarias malignas, ya que nos permite diagnosticarlas cuando recién se están iniciando.

¿A qué edad debo realizar mi primera mamografía?

La Sociedad Argentina de Mastología recomienda realizar una primera mamografía a los 35 años, si la mamografía es normal, no se repite hasta los 40 años y a partir de esta edad se realiza anualmente. Cabe aclarar que, aunque la mamografía haya salido normal, debés seguir realizando tus chequeos ginecológicos anuales y asistir a un ginecólogo si notás algo fuera de lo habitual en tus mamas o tu cuerpo.

Si tenés antecedentes de cáncer de mama en familiares de primer grado (mamá, papá, hermana/o), se debe realizar la primera mamografía 10 años antes de la edad del diagnóstico de cáncer de mamá en tu familiar, aunque ello signifique hacerla antes de los 35 años.

¿Debo estar atenta a algún cambio en mis mamas?

Es muy importante que conozcas tu cuerpo. Este conocimiento te va permitir estar alerta ante cualquier cambio que aparezca.

Para conocer tus mamas te recomiendo que te realices un autoexamen mamario una vez al mes.

¿Cuándo debo realizar el autoexamen mamario?

Si todavía menstruas, podés hacerlo entre el 3er y 10mo día después de comenzada la menstruación, que es cuando vas a encontrar a las mamas más descongestionadas.

Si ya no menstruas elegí un día del mes y lo repetís todos los meses en la misma fecha.

¿Cómo realizo el autoexamen mamario?

Pasos para realizarlo:

Parate frente a un espejo con el torso desnudo y observá: 

  1. Levantá los brazos por encima de tu cabeza 

  2. Colocá las manos por delante del mentón y apretalas (tenés que sentir qué haces fuerza con el pecho) 

  3. Con las manos apoyadas  en tu cadera hace fuerza con las palmas contra la cadera

  4. Elevá con tus manos las mamas para ver su sector inferior.

Recostate en la cama: 

  1. Colocá una mano detrás de tu cabeza y con la otra recorre con la yema de tus dedos la superficie de la mama contralateral a la mano que revisa. (Esto debés hacerlo con ambas mamas).

  2. Por último, presioná suavemente los pezones para ver si sale algún tipo de líquido.

¿Qué cambios en mis mamas deberían llamarme la atención?

  • Durezas en la mama o axila

  • Retracciones de la piel

  • Pezón hundido

  • Secreción por el o los pezones

  • Cambio de coloración de la piel de la mama (por ejemplo, área enrojecida)

  • Piel con aspecto de cáscara de naranja 

No te quedes sola con esta información, compartila con tus amigas/os y familiares.

¡El Cáncer de Mama detectado a tiempo podemos curarlo!

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú