Volver a

Hola hola, hoy quisimos traerte de nuevo a esta invitada súper especial que une dos temas que siempre están presentes en nuestra vida cotidiana: el color y el ciclo menstrual.

Esperamos que disfrutes mucho de todo este contenido que Natt trae para Nosotras.

Hablemos del color. El color está presente en nuestra vida constantemente. Tan solo mirando alrededor podemos ver COLOR. Casi que armamos un círculo cromático entero y más.

Hay colores más vibrantes que otros, colores que aportan vitalidad, fuerza, pasión. Colores que se asocian a diferentes emociones: tristeza, amor, pasión, calma... El color es poderoso. Y los seres humanos respondemos con diferentes comportamientos a esos colores.

¿Sabían que los colores a nuestro alrededor pueden influenciar nuestro estado de ánimo y nuestras emociones? De hecho, hablamos de colores cálidos porque nos aportan esa sensación de calidez y acogida, como el amarillo, el naranja, rosa, y rojo (aunque algunas veces este color estaría asociado a la pasión o la furia) y de colores fríos que suscitan sensaciones de calma y descanso, como el azul, verde, y algunas veces… sensaciones de tristeza.

Cada color repercute en nuestras emociones y me atrevería a decir que en nuestro cuerpo. Conectamos desde ese lugar.

Los colores también tienen sus interpretaciones alrededor del mundo y de las diferentes culturas. Por ejemplo, el blanco en culturas occidentales representa lo puro e inocente, mientras que en algunas culturas orientales representa la muerte.

Cuando pensamos cómo decorar nuestro hogar o la forma de vestirnos podemos tener en cuenta lo que el color nos significa: Ambientes en los que vamos a pasar mucho tiempo o cómo decidimos pintar un dormitorio, pueden estar condicionados por las emociones que nos generan los colores.

En general, los espacios que necesitan calma para descansar se suelen pintar de colores fríos, toda la gama de azules y celestes; los espacios donde transcurre el día a día, como la cocina o el comedor, pueden estar en la gama de los amarillos, que representan la felicidad.

Lo mismo ocurre a la hora de vestirnos: ¿cómo nos influencia la forma de llevar un color en el cuerpo? Muchas veces vestimos de colores neutros como el negro, blanco o gris. Pero algunas otras la elección de un color puede ser pensada. Por ejemplo, el color rojo es un color que a la hora de vestir nos aporta seguridad y autoestima. Lo que podemos reflexionar juntas es ¿cómo llegamos a vestirnos de colores?

Cómo siempre pueden ver en @elblogdenatt, para mí el color a la hora de vestir es moneda corriente. Me gusta, me divierte. Muchas veces no concibo la forma de vestir sin un color que me aporte vivacidad.

Conocer nuestro cuerpo

Hay colores que están en nuestro cuerpo. Somos color. Precisamente, como veníamos hablando del color rojo: un color muy presente en nuestro organismo ya que es el color de la sangre. En este caso, muchas veces ha sido un color “tabú” asociado a la menstruación femenina. Pero,¡qué poderoso poder conocer nuestro cuerpo un poco más y reconocer los colores de nuestro flujo! Entender lo que nos dice ese color.

Si pensamos nuevamente en el significado cotidiano del color rojo, pensaríamos en vitalidad, estimulación, pasión, energía. Sorpresivamente, a la hora de asociarlo a nuestros cuerpos femeninos, desconocemos lo que nos dice el color de nuestra sangre.

Conocer los colores de nuestro flujo nos puede alertar, nos puede prevenir y al mismo tiempo dar conocimiento sobre lo que ocurre en nosotras:

  • Marrón oscuro: es el color que toma el flujo al principio o final del ciclo.

  • Rojo amarronado: sangre vieja , puede indicar tempranamente el signo de un embarazo.

  • ROJO : sangre fresca, ciclos menstruales normales y sanos.

  • Rosado: puede estar mezclado con fluido cervical, lo que puede significar pérdida de peso o anemia.

  • Naranja: puede significar una posible infección.

Empezar a reconocer nuestro flujo es parte de romper tabúes . De empoderarnos una vez más, ser activas protagonistas de nuestra vida social y orgánica. Conocernos, reconocernos y acompañarnos.

Ojalá hayas disfrutado de este artículo de Natt tanto como Nosotras: ¡lo amamos! Recuerda que todas las dudas que tengas sobre tu ciclo menstrual puedes hacérselas a nuestra ginecóloga en su consultorio online.

¡Te mandamos un abrazo gigante!

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online Perú